Curso on-line: Claves para elegirlo bien

Fuente: www.pixabay.com
Fuente: www.pixabay.com

Sí, sé que lo sabes. Que estás hasta por encima del gorro de escuchar que todo cambia muy deprisa, que debes actualizarte para mantener tu trabajo, o que debes desarrollar nuevas competencias para ser más empleable. O sencillamente, quieres hacer algo que te llene, que te enriquezca porque ahora dispones de suficiente tiempo libre.

Y te lanzas de cabeza a la Red a buscar una información sobre un centro de formación on-line que imparte aquello que te gustaría, o sencillamente buscas el curso concreto.
Pero ya que vas a invertir tu tiempo, tu motivación y tu esfuerzo, ¿realmente seleccionas aquel curso on-line que te va a proporcionar un aprendizaje real?

Es muy importante saber y tener en cuenta una serie de cuestiones claves para que el aprendizaje por Internet no sea una mala copia de la peor de tus clases presenciales magistrales.

1) Quien nada oculta, nada teme

Si vas a comprar un vestido, te lo pruebas antes para ver si te favorece. Incluso si te apuntas a un gimnasio, te invitan a una clase antes de matricularte. No tengas reparo en pedir una “demo” al centro de formación o consultoría por muy grande y potente que ésta sea, o por muy humilde y pequeña que parezca. Al menos una unidad didáctica de cualquier curso, donde tú puedas valorar:

  • Si ofrecen una Guía Didáctica donde te expliquen metodología didáctica, objetivos didácticos, índice de contenidos, actividades y método de evaluación.
  • Si tienen en cuenta los principios básicos de Accesibilidad y Usabilidad. Es decir, teniendo en cuenta que nos encontramos en un entorno virtual de aprendizaje, que los contenidos sean visualmente atractivos y motivadores, interactivos. Y que los soportes tecnológicos o programas que requieras utilizar para seguir el curso, funcionen correctamente y están adecuados a tu nivel como usuario de tecnología, no como experto. Es decir, que la tecnología sea un medio y no un fin de la acción formativa.
  • Que existe una Planificación Didáctica. Si el contenido está dividido en módulos y unidades didácticas en un orden secuencial y coherente, y son equitativas con la duración del curso.
  • Que la metodología se centre más en el proceso de aprendizaje que en el de enseñanza. Que en las actividades de más importancia a la acción, al aprender haciendo, a la reflexión y al trabajo en grupo que a completar aburridos test o leer interminables documentos. ¿Aprobarías hoy en examen teórico de conducir? Seguramente no. Reflexiona sobre cómo has aprendido y adquirido destreza en cualquier tarea o actividad que ya domines, y piensa cómo te gustaría aprender lo que necesitas.

2) Evita los cursos empaquetados y estandarizados y busca la personalización.

En relación a lo último comentado antes, a cómo te gustaría aprender lo que necesitas, huye, sal corriendo de aquel curso que te ofrezca un manual en formato PDF. Cuando hablamos de “personalización de la formación” busca aquel curso que te ofrezca experiencias de aprendizaje reales, aquel que sea creativo, que te permita aprender lo que necesites y te permita construir algo tuyo (un proyecto, una tarta, una maqueta, …lo que sea) que será la evidencia más clara de tu aprendizaje.

3) Socialización.

La mejor manera de aprender online es aprender de los demás y con los demás. Asegúrate que no vas a ser un fantasma solitario navegando en una plataforma virtual donde sólo vas a interactuar una vez al día con un tutor también fantasma a través del correo electrónico. Nadie aprende sólo, siempre necesitamos de los demás. Es muy enriquecedor y motivador las aportaciones de otras personas, que apoyen o complementen con su experiencia y sus conocimientos, que ofrezcan otros puntos de vista y otra manera de hacer.
Y en todo caso, si finalmente estás interesado en ese curso aún cuando no haya más alumnos, pídele a tu tutor que diseñe actividades que se lleven a cabo en las redes sociales, fuera del aula virtual, donde sí puedas relacionarte con comunidades de expertos o de profesionales de la materia que te interesa.

¿Nos comentas tu experiencia en cuanto a la elección de cursos on-line?

Un abrazo. 😉

María Eugenia de la Cruz Palacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *