La evolución del Formador en las Organizaciones

www.pixabay.com
www.pixabay.com

En una época de cambios y transformaciones como en la que vivimos, el formador no puede ser una figura inmóvil y estática dentro de las organizaciones o dentro de las consultoras con las que colabora.

Podíamos hablar de muchas cuestiones, pero desde mi humilde punto de vista, existen tres aspectos fundamentales que urge atacar:

 icon-Icons  icon-eye Dar visibilidad a nuestra labor profesional

Porque sí, somos profesionales y nos queda mucho por hacer por dignificar nuestra labor profesional. No somos la última pieza de un proceso entre la consultora de formación y el cliente final. Somos la pieza central del engranaje que sostiene una relación eficiente y eficaz entre ambas partes. Las organizaciones no pueden permanecer ciegas al enorme valor añadido que aportamos en esa relación. Valores como la colaboración, la cooperación, la investigación, la creación de conocimiento y compartir, tan importantes hoy para crear experiencias de aprendizaje positivas, los aportamos los formadores, los llevamos en nuestro ADN.

Pero independientemente de esto, toca hacer autoevaluación: ¿los formadores estamos creando y cuidando nuestra marca personal para lograr ese reconocimiento y estar en mejor posición de mostrar nuestro valor? Cuestión con muchas aristas que da para escribir otro post. icon-smile-o 

 

 icon-Ico icon-group Creación de redes y comunidades

Permanezco atenta en Twitter a una gran comunidad de docentes de los que aprendo mucho a diario. Pero la inmensa mayoría pertenecen a la formación reglada, y echo en falta a quienes nos dedicamos a la formación corporativa. Nos conocemos, nos tenemos ahí, estamos localizados, nos echamos alguna mano cuando es preciso, pero aún no conformamos una comunidad tan definida, tan cohesionada y tan potente como lo es la que conforman nuestros compañeros. Sueño con que algún día seamos capaces de organizarnos, de colaborar y de proponer e impulsar encuentros y proyectos propios que realmente supongan un espacio de colaboración y de aprendizaje.

 

 icon-Icons  icon-lightbulb-o Innovación docente

Y ¿por qué es necesario colaborar y aprender juntos? Porque en general, la formación para formadores es escasa y repetitiva. Finalmente, solemos reunirnos en torno a las mismas acciones formativas destinadas a docentes de formación reglada, y luego nos esforzamos por adaptar y transferir lo que aprendemos a las condiciones del aprendizaje adulto y a los contextos empresariales. Pero debemos dar un paso más e innovar en metodologías que se adapten a las circunstancias concretas de la formación corporativa:

Acciones formativas de corta duración… Por tanto, es inadmisible que el formador ocupe las horas reproduciendo una clase magistral.

…cuyo objetivo es la aplicación inmediata de lo aprendido en el puesto de trabajo… Con lo que debemos apelar a la inteligencia colectiva del grupo, potenciar su iniciativa y su autonomía.

…mediante el desarrollo de tareas relacionadas con las competencias a adquirir. En definitiva, metodologías disruptivas que promuevan la colaboración y participación de todos los participantes.

 

Por todo ello, cualquier iniciativa que surja en este sentido contará con todo mi apoyo. Y es el caso de las reflexiones que dos formadoras como Vega Gómez Hernández y Marta García Quijada nos están contando en abierto desde hace unas semanas partiendo de sus propias experiencias y pretendiendo ser punto de encuentro entre quienes nos dedicamos a la Formación. Podéis leer todos los episodios a continuación y los iré actualizando confome publiquen más:

Estoy segura que será el germen (ya lo está siendo, más bien) de muchas cuestiones de interés e interesantes, de muchas reflexiones necesarias para evolucionar e innovar y ojalá de grandes iniciativas donde todos podamos colaborar y aprender. Enhorabuena a las dos por iniciar esta aventura.  icon-heart 

2 comentarios sobre “La evolución del Formador en las Organizaciones

  1. Vega Gomez Contestar

    Mª Eugenia, coincidir contigo en las redes sociales, en los planteamientos profesionales y en los puntos de vista es una de las sorpresas más agradables de los últimos tiempos. Poco a poco conseguiremos hacer comunidad y desarrollarnos como colectivo con voz propia, estoy segura. Gracias

    • María Eugenia de la Cruz Palacios Autor del artículoContestar

      La sorpesa es mutua y los motivos también, Vega. Y lo vamos a lograr con siembras como la vuestra. Un abrazo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *