El PLE y la empleabilidad en la Lanzadera de Rota – #LanzaderaRotaPLE

Integrantes de la Lanzadera de Empleo de Rota 2019 construyendo su PLE

La semana pasada fui invitada por Lola Rueda a la Lanzadera de Empleo de Rota de la que es técnico, para iniciar a sus integrantes en la construcción de su PLE. Vayamos por partes.

La sociedad red (Manuel Castells, 1997) es una forma de organización social sustentada en la información, en el papel relevante que tiene Internet y las tecnologías digitales como el medio fundamental de comunicación y de relación.

En este contexto donde el progreso viene determinado por los avances de la tecnología, nos es muy difícil saber cuáles serán las ocupaciones profesionales que se necesitarán en el futuro. Un futuro que, por otra parte, cada vez avanza más rápido y nos alcanza en menos tiempo. Por consiguiente, nuestra vida laboral está expuesta a cambios y transformaciones profundas como:

  • El empleo para toda la vida ya no existe. En su lugar, tendremos varios empleos, con determinadas funciones y responsabilidades.
  • Necesitaremos desarrollar una actitud propia del Knowmad: tenemos que ser capaces de trabajar en cualquier momento, en cualquier lugar y con cualquier persona.
  • Lo anterior se traduce en el desarrollo de una gran capacidad de adaptación a diferentes entornos profesionales, tanto presenciales como a distancia y/o virtuales.

Para dar respuesta a estos retos serán necesarias como mínimo, estas condiciones:

  • Actualización constante de nuestras competencias. Sobre todo, aquellas «competencias blandas» que son inherentes y válidas para cualquier ocupación: comunicación en diferentes medios, trabajo en equipo, competencias digitales, gestón y liderazgo, innovación, creatividad,… Y que nos ayudarán a realizar las tareas que demanda una ocupación de manera eficaz, y a resolver problemas de forma autónoma, libre y creativa.
  • Aprendizaje informal, permanente y autónomo. Es decir, este aprendizaje es responsabilidad de cada persona, que debe llevar la iniciativa y gestionarlo.

Por consiguiente, nuestra empleabilidad no depende de un trabajo específico, sino de nuestra capacidad de lograr y mantener un empleo. Es decir, nuestra empleabilidad depende de nuestra capacidad de APRENDER A APRENDER.

¿Cómo podemos desarrollar nuestra capacidad de Aprender a Aprender?

Todo profesional ha acudido con frecuencia a Congresos, ha leído revistas especializadas de su sector, ha consultado con colegas de profesión las dudas que tuviera,… Todo eso ya constitutye un Entorno de Aprendizaje permanente, informal y autónomo.

La única diferencia, que con la llegada de Internet y el desarollo de las Redes Sociales, aprendemos de manera informal mucho más que antes, y con mucha más información que antes.

Y aquí es donde tiene cabida el desarrollo del PLE (Personal Learning Environment, Entorno Personal de Aprendizaje):

Un PLE es una combinación de dispositivos, aplicaciones y redes personales que empleamos para adquirir de forma autónoma nuevas competencias para la resolución de problemas. Está diseñado para estimular el aprendizaje a través de la inmersión en una comunidad, y no a través de una presentación de hechos.

Stephen Downes

¿Cómo se crea el PLE? Pues ofreciendo respuestas a las siguientes cuestiones:

Fuentes de Información: ¿Desde dónde accedes a la Información? ¿Cómo la gestionas?

Cuando buscas información para aprender, para compartirla con tu comunidad, para aportarla en la resolución de un problema, debes ofrecer aquella que venga determinada por el «principio de autoridad«, frente al «principio de relevancia» que ofrece una búsqueda en Google. Es decir, aquella información que tiene su origen en una fuente fiable, de mano de un experto reconocido por su trayectoria profesional, que es veraz, que no está sesgada o contaminada por opiniones ajenas… En definitiva, aquella información de carácter científico sobre cualquier materia.

Creación de Contenidos: ¿Dónde modificas o transformas esa información? ¿Y qué produces con ella? ¿Texto, imágenes, vídeos,…?

Con las herramientas web tan intuitivas, fáciles y atractivas con las que contamos actualmente, no hay excusa para que cualquier profesional cree su propio contenido en varios formatos.

Comunicación: ¿Con quién hablas? ¿De quién y con quién aprendes? ¿A través de qué canales? ¿Con qué frecuencia? ¿A quién le cuentas lo que sabes hacer y cómo demuestras tus competencias?

Como se apuntaba anteriormente en la definición de PLE, además de las herramientas y aplicaciones, son fundamentales las redes personales: PLN (Personal Learning Network). Nadie aprende solo. Siempre aprendemos mejor de los demás y con los demás. Es una visión conectivista del aprendizaje. De ahí que sea necesario que nos preocupemos por mantener, cuidar y participar en una comunidad de aprendizaje. Y dicha comunidad, será la que se preste a colaborar con nosotros, la que nos ofrezca proyectos interesantes o la que nos arrope en momentos cruciales de búsqueda de nuevos retos profesionales ante un cambio de empleo.

¿Qué sumaremos a nuestra empleabilidad con el desarrollo de nuestro PLE?

El Conocimiento es y debe ser una ventaja competitiva.

Cualquier organización necesita profesionales que se desarrollen una actividad de manera eficiente. Pero además, necesitan profesionales que aprendan y ejerzan un liderazgo como especialistas o expertos en su materia. Vuestro PLE y vuestra comunidad hablará de vuestras competencias, os otorgará esa reputación como especialistas.

La mayor parte de la información valiosa para una organización está en la mente de sus colaboradores.

Es preciso por tanto, diseñar una estrategia adecuada para que ese conocimiento e información sea asequible, renovable, utilizable en cualquier momento y por cualquier persona de la organización. El diseño de un PLE propio de cada trabajador, puede ser una buena práctica para gestionar y canalizar adecuadamente el aprendizaje de cada persona en beneficio de la organización.

Desarrolla una cultura de innovación

Aprender y conocer es básico para crear e innovar. Innovación es creatividad aplicada con éxito de forma que aporta valor. Pero ocurre que la creatividad por sí sola no nos garantiza un índice de innovación. Debemos tener un objetivo: un problema que queremos resolver, un reto que necesita de nuevas ideas para afrontarlo. Definitivamente, necesitamos investigar, conocer y aprender de nuestro entorno para resolver ese problema y afrontar ese reto de manera innovadora.

Sin más, os dejo con la presentación utilizada en clase. Y como nos fue imposible realizar el desarrollo del PLE en una jornada, pues no solo supone un cambio tecnológico, sino la asimilación y adopción de un cambio de actitud en relación al aprendizaje, continuaremos de manera on-line en Redes Sociales con el hashtag #LanzaderaRotaPLE. De esa manera, también aprenderemos a desarrollar nuestra competencia digital y a acostumbrarnos a trabajar en entornos virtuales.


Webgrafía:

LA INFORMACIÓN NO ES PODER. EL PODER LO TIENE QUIEN LA...¡¡¡COMPARTE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.