Imagina una idea que cree un hilo invisible entre tu alumnado y tú. Ese mensaje que se entiende mejor mediante una trama. Y esos personajes que comparten los mismos problemas o incertidumbres que tiene tu alumnado. Les resultará muy fácil mirarse en ese espejo y, sentirán mayor implicación en su progreso.