¿Qué pautas puedo seguir para que el alumnado se sienta seguro en el entorno virtual, sepa qué debe hacer en cada momento y no se pierda?

¿Qué puedo hacer para crear una «cultura de grupo» para que el alumnado se organice y colabore entre sí y se generen interacciones enriquecedoras?

Existen estrategias para un contacto más directo y fluido que no solo se centre en dudas sobre contenidos, sino un espacio libre para compartir(se). Disfrutamos más si podemos realizar algo conjuntamente, si sentimos que podemos influir en los demás, si podemos lanzar un mensaje y expresar cómo nos sentimos. Las interacciones enriquecen y la inteligencia colectiva ayuda a avanzar.